#ImagenesFuertes Nos molesta que digan que era de primera línea: tía de Santiago Ochoa

0
1094

Marta Lucía Ochoa indicó que su sobrino no tenía que ver «con algo relacionado con el paro».

Este martes se conocieron las primeras declaraciones de la familia de Santiago Ochoa, el joven que fue encontrado decapitado en el municipio de Tuluá, en el Valle del Cauca.

Su cabeza fue hallada en una bolsa plástica que fue arrojada en una moto al Callejón El Delirio, en el corregimiento de Aguaclara.

En entrevista con ‘Blu Radio’, Marta Lucía Ochoa, tía de Santiago Ochoa, desmintió las versiones que han circulado en redes sociales en las cuales se asegura que el joven era parte de la denominada primera línea del paro nacional.

Ochoa también desmintió que su sobrino consumiera drogas o estuviera relacionado con bandas de narcotráfico, como también se ha dicho.

“Nos molesta mucho que estén diciendo que mi sobrino pertenecía a la primera línea o que tuviera que ver con algo relacionado con el paro u otros comentarios que han dejado diciendo que mi sobrino era un joven consumidor, cuando esto es falso”, afirmó Ochoa al medio citado.

La mujer fue enfática en que su sobrino nunca hizo parte de la primera línea ni estuvo relacionado con los temas del paro nacional.

Al ser cuestionada sobre quiénes podrían ser los responsables del asesinato de Santiago, Ochoa mencionó que su familia tiene la hipótesis de que su sobrino pudo ser confundido con algún otro joven, pues el muchacho no era un hombre de problemas ni de “estar en la calle con malas amistades”.

“Nosotros decimos que seguramente lo confundieron con muchos pelados que han estado relacionados o vinculados con el paro. Es lo único que podemos pensar, porque de lo contrario, no sabemos quién pudo haberle hecho daño de esta forma tan horrible y a nosotros como familia”, afirmó la mujer.

Santiago Ochoa tenía 22 años y residía en la urbanización La Paz. Según contó su tía, el joven trabajaba en una ferretería junto con su padre, en donde se encargaba de ayudar en las ventas y en los domicilios.

Ochoa contó además que Santiago salió de su casa el sábado en su bicicleta y se dirigía a observar una moto, pues estaba interesado en adquirir dicho vehículo para facilitar su trabajo en la ferretería.

Por el asesinato de Santiago Ochoa, la Gobernación del Valle ofreció una recompensa de 100 millones de pesos, mientras que la Policía Nacional ofreció una recompensa de 10 millones de pesos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here